¡Y la carta llegó. . .!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Y la carta llegó. . .!

Mensaje  Indian el Mar Oct 07, 2014 5:47 pm

Es una de esas historias dignas de ser llevadas al cine, con el riesgo de que quien vea la película crea que se trata de un exceso de imaginación del autor. Sin embargo, una vez más, y asumiendo de antemano el hecho de caer en un lugar común, la realidad superó a la ficción. Lo cierto es que, después de 85 años, un mensaje enrollado y colocado en el interior de una botella que fue arrojada al océano llegó a destino.

La historia comenzó el 9 de septiembre de 1914, cuando un soldado británico embarcado a bordo de un buque que lo transportaba junto a miles de compañeros hacia Francia para tomar parte activa de la Primera Guerra Mundial le escribió a su esposa una carta de amor que introdujo en una botella de ginebra de cerámica y la echó al mar. El nombre del joven enamorado de 26 años, que perdería la vida 12 días después en medio de una batalla, era Thomas Hughes; el de su esposa Elizabet. Por entonces, el matrimonio tenia una hija de dos años, llamada Emily, quien convertida en una venerable anciana, recibió aquel mensaje póstumo, es el siguiente:
«Querida esposa: Te escribo esta carta desde el barco y voy a arrojarla al mar solo para ver si te llega. Si esto ocurre, firma este sobre abajo, en el ángulo izquierdo, donde dice «recibido». Escribe la fecha y hora de recepción y tu nombre donde dice «firma» y cuida bien este mensaje. Eso es todo por ahora, dulce. Tu esposo».
Hombre previsor y esperanzado, recubriendo esta misiva Hughes escribió otra que rezaba: «Señor o señora, chico o muchacha: Le estaré muy agradecido si hace llegar la carta aquí guardada y se ganará la bendición de un pobre soldado británico en camino hacia el frente, el 9 de septiembre de 1914: Seguidamente, el combatiente puso su firma y datos personales.
Tras la ya citada muerte de Hughes, su esposa volvió a casarse cinco años después y la pequeña Emily fue creciendo sin recordar fisonómicamente a su padre, aunque siempre lo llevó en el corazón.
Cierto día recibió un llamado telefónico en su casa de Nueva Zelanda, donde residía, hacía décadas, de parte de un pescador que se identificó como Steve Gowan, que le dijo que encontró entre sus redes en el estuario del Támesis la botella con la carta, por lo que comenzó a rastrear a algún descendiente de ese tal Thoma Hugues, hasta dar con ella. La increíble y romántica historia finalizó con la entrega de la carta en mano de la señora Emily, previo viaje de pescador hasta Nueva Zelandia Una historia humana y real.
Si se lo viera en una película, posiblemente no se lo creería.

http://www.elheraldo.com.ar/noticias/107656_y-la-carta-llego-.html
avatar
Indian
Motoquero Platinum
Motoquero Platinum

Mensajes : 773
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Moto: : chinita 125 y algunos fierritos más
Localización : Nueva Helvecia-Uruguay

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Y la carta llegó. . .!

Mensaje  Choflas 05 el Mar Oct 07, 2014 6:22 pm

Indian impresionante.
No conocía la historia (y eso que Googleo bastante),
es cómo citas la historia supera a la ficción.
Gracias por compartir una historia ta "humana".
avatar
Choflas 05
Moderador

Mensajes : 2071
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 49
Moto: : Yamaha R15 Yumbo Milestone
Localización : Montevideo-Uruguay

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.